Desde la ortodoncia Damon en Santa Cruz de la Palma sabemos que existe un conocimiento y un control general de la ciudadanía sobre ciertos alimentos que provocan caries dental, tales como las golosinas, los helados, el chocolate o la bollería industrial. Sin embargo, hay otra serie de alimentos que pasan desapercibidos y provocan igual o más caries que los ya mencionados.

Para evitar que la caries destroce tu boca y acabes en la ortodoncia Damon en Santa Cruz de la Palma, toma nota de los siguientes alimentos:

1. Refrescos y bebidas energéticas: en primer lugar, poseen una gran cantidad de azúcares muy dañinos para los dientes. Además, poseen un pH muy ácido, que erosiona el esmalte y provoca la hipersensibilidad dentinaria. Es decir, los refrescos no solo pican las muelas, sino que también eliminan las capas defensivas que tienen los dientes, lo que provoca que sean más sensibles a las altas y bajas temperaturas (guisos calientes, helados fríos).

2. Té verde: es muy recomendable por sus enormes propiedades beneficiosas para el cuerpo humano. Así, actúa de forma preventiva contra el cáncer, es antiinflamatorio, antioxidante y despierta en ratos de sueño o letargo sin producir nerviosismo como pasa con el café. Sin embargo, se recomienda limitarlo a 2 tazas al día: si se toman más, además de ansiedad y tensión arterial, provoca sequedad bucal y tinciones dentarias.

3. La fruta deshidratada (higos, arándanos, nabos secos) es también perjudicial para los dientes, ya que se pegan en la capa de estos y provoca caries así como suciedad bucal. Al igual que la fruta fresca es muy beneficiosa (la manzana es un limpiador bucal natural) hay que evitar el consumo de la deshidratada.

Desde Clínica Dental Doctora Belkys Hernández Cabrera te recomendamos, por tanto, que evites estos tres alimentos para mantener una boca sana y unos dientes en perfecto estado.